… estábamos de acuerdo en que las razas son apenas un asunto del destino, y que sus fronteras solo existen cuando la estupidez o la sociología, y no la piel, las dibuja.

Juan Esteban Constaín. ¡Calcio!